14 diciembre, 2012

Deberes y derechos regionales con Zofri

Es un derecho de la región participar plenamente de los beneficios de la Zona Franca porque así lo estableció la ley. También porque es un deber de los ciudadanos defender el espíritu de la ley y evitar que bajo falsos argumentos, se distorsione lo que debe ser en todo momento el motivo central de su accionar: los residentes de la Región de Tarapacá.

Todo el mundo sabe que la Zona Franca de Iquique fue creada en 1975 como un instrumento económico permanente para impulsar el bienestar de toda la Región de Tarapacá, sus comunas y sus ciudadanos.

Los objetivos para la creación de ZOFRI fueron: abaratar el costo de vida de los ciudadanos; generar empleo; atraer inversión privada; y generar más riqueza regional con reinversión de utilidades de la concesionaria.

DE LA PROMOCION DEL BIENESTAR REGIONAL DE LARGO PLAZO A LA MAXIMIZACION DE BENEFICIOS PRIVADOS DE CORTO PLAZO

Con el pasar del tiempo los administradores de la concesionaria ZOFRISA, han reemplazado los objetivos fundacionales de generar crecimiento y bienestar regional por una nueva y única motivación de corto plazo: generar utilidades para sus accionistas, las que se trasladan cada año a Santiago.

Se olvidaron los directores y ejecutivos de ZOFRISA que son administradores y explotadores inmobiliarios de un centro logístico estratégico para el futuro regional y que su rol es promover las inversiones privadas y no obstaculizarlas; que deben ser eficientes; que deben pavimentar e iluminar las calles de los recintos que administran; que deben habilitar sectores de tamaño y condiciones adecuadas para estacionamiento de camiones, transferencia de carga y controles aduaneros; que deben crear áreas de servicios dignos para la gran cantidad de conductores, cargadores y clientes; que es necesario terminar con la burocracia que tarda semanas y meses en dar respuesta a las inquietudes de los empresarios y trabajadores; que debe introducir innovaciones computacionales sólo una vez que esté garantizado que funcionan mejor que el sistema que reemplaza; que debe dar excelente trato a los usuarios y trabajadores porque son socios y clientes y no perseguirlos para que se vayan a Alto Hospicio, u obligarlos a usar sistemas computacionales que no funcionan, o hacerlos participar en licitaciones que no tienen pautas publicas de evaluación y no realizar gestiones para impedir que las vendedoras del mall tengan domingos familiares.

No ha habido ninguna sensibilidad por la vida de miles de trabajadores y clientes, quienes trabajan en el Mall Zofri en una Zona de Inundación y que por lo tanto es de alto riesgo para la vida en caso de un Tsunami. ZOFRISA ha sido consistente pues por sobre toda consideración está la maximización de utilidades, insistiendo en construir una nueva etapa del Mall en la zona de mayor riesgo porque ello genera utilidades.

Lo anterior se agrava aún más si consideramos que de los $10.000 millones de utilidades generados por la Zona Franca el año 2011, al igual que en años anteriores, nada quedó en la región, pues el 100% fue distribuido e ingresado a los bolsillos de sus accionistas. Es necesario aclarar que el pago a las comunas no es un gesto voluntario de donar recursos propios por cuanto lo que ZOFRISA paga a las comunas es solo la obligación legal de pagar el arriendo anual por explotar la Zona Franca y que el país decidió que dicho pago se destinase a las comunas.

Debemos recordar que ZOFRI fue creada como organismo regional y las decisiones en esa época eran tomadas por personas totalmente relacionadas y responsables de la conducción regional, en cambio hoy la sociedad anónima que la administra obedece 100% a sus accionistas que dirigen la empresa desde Santiago, sin ninguna sensibilidad ni preocupación por el desarrollo regional.

La concesionaria de la Zona Franca no está integrada al desarrollo regional y no tiene planes de largo plazo. Para la inmensa mayoría de los empresarios de Zofri, la concesionaria y explotadora de la zona franca se encuentra a la deriva , buscando aumentar las tarifas , sin planes de contingencia a pesar de los malos indicadores de la economía mundial y carente de una visión de largo plazo capaz de orientar el desempeño de las 1.900 empresas usuarias que deberán enfrentar los desafíos regionales para los próximos 20 o 30 años sin conducción y sin vinculación con la región.

Hoy nada significa que el directorio de ZOFRISA esté integrado por 4 ciudadanos de Iquique, si las decisiones las toman en Santiago y los directores están obligados a acatar.

REGIONALIZAR LA CONCESIONARIA ZOFRISA PERMITIRA INTEGRARLA A LOS DESAFIOS REGIONALES DEL FUTURO

Ha llegado el momento que los alcaldes de las comunas de la Región de Tarapacá , recientemente electos y con todo el respaldo que les otorga la voluntad ciudadana expresada , recuperen ZOFRI para el beneficio regional y la integren a sus planes comunales , como proveedora de mayores recursos al presupuesto y como fuente de oportunidades de inversión , empleo y bienestar .

Hoy el patrimonio regional está en riesgo porque ZOFRISA se conduce con criterios netamente privados de maximización de utilidades privadas, las que se llevan fuera de la región y su accionar anti empresario frena la inversión de los usuarios de ZOFRI . Es necesario que la Región de Tarapacá retome el control de lo que es propio por ley, frene la expropiación de los recursos que pertenecen a todos y de un golpe de timón que garantice la integración de ZOFRISA al desarrollo futuro de la Región.

La región necesita los excedentes de ZOFRISA para construir viviendas baratas para sus trabajadores, para disponer de mejor calidad en la educación de jardines infantiles y colegios municipalizados, para mejorar la salud pública, habilitación de transporte público suficiente y oportuno para quienes viven en Alto Hospicio o sector sur . Las comunas de la región tienen muchas necesidades básicas no cubiertas como para permitir que los recursos que genera ZOFRI se fuguen fuera de la Región.

El capital accionario de ZOFRISA, al igual que el patrimonio del Puerto de Iquique y del Aeropuerto Civil en Chucumata, deben ser traspasados a una Corporación Regional de Gestión y Desarrollo que la administre y que designe la totalidad de sus directores, quienes deberán tener como único norte el crecimiento y competitividad internacional de Zofri para aumentar el bienestar regional de Tarapacá. ¡Viva Iquique!

Juan Morales Barraza. Ingeniero Comercial de la Universidad de Chile con estudios de postgrado en la Universidad de York, Inglaterra. Trabajó en Mideplan, gerencia de ventas y de planificación en Codelco, JAV ZOFRI, ZOFRI S.A., empresas privadas de Zofri, Corporación de Desarrollo de Arica, Onudi, Consejo Directivo Universidad Arturo Prat, Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, Banco Internacional, CIEPLAN. Consultor en regiones de Chile, Argentina, Paraguay, Bolivia, Perú e Inglaterra.


Nuestros lectores también disfrutaron:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>